miércoles, 6 de octubre de 2010

Mi hijo quiere cambiar de carrera


PUNTO DE VISTA
Explore intereses y motivaciones
Decidir nuestra vocación es complejo y está influido por factores externos como la presión de la familia por estudiar la carrera tradicional del clan, la presión que ejercen los amigos hacia determinadas carreras; o las demandas que impone la sociedad, a veces sesgándonos hacia carreras “más serias”.
Si el o la joven no ha explorado sus intereses, motivaciones y habilidades en un proceso de introspección, es probable que la carrera escogida responda más a esos factores externos que a su verdadera vocación; ello puede llevarlo eventualmente a rectificar la profesión escogida. Encontrar la vocación toma tiempo, y en este proceso puede haber avances y retrocesos.


ADHARA AMPUERO. Psicóloga Grupos de Orientación Vocacional


Artículo completo en: http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1286341200/ECME061010a10/

2 comentarios:

  1. ¿Y qué hacer como padre de familia?? mi hijo decide cambiarse a media carrera y más a una en que la especialidad tiene un futuro incierto?....¿apoyarlo aún sabiendo que esa profesión tiene poca demanda y él no lo entiende?

    ResponderEliminar
  2. Me imagino que el lector anterior habrá solucionado ya el problema de su hijo. Pero me gustaría dar mi visión por si a alguien le sirve. La mía es la de una hija a la que "forzaron" a acabar la primera carrera elegida y que en aquel momento tenía una autoestima demasiado baja para rebelarse. Acabé mi primera carrera, sí, pero con altísimos costes económicos y, sobre todo emocionales (incluyendo varios intentos de suicidio), que me ha costado tres años de terapia psicológica empezar -y solo empezar- a superar.
    Lo primero que me gustaría decir es que LA VIDA DE LOS HIJOS ES DE LOS HIJOS. No de los padres. Parece una obviedad? Pues no, no todos lo entienden. En mi caso, forzarme a seguir un camino que no sentía que fuera el correcto me hizo perder esa noción, con gravísimas consecuencias -si mi vida no es mía, ¿para qué me voy a levantar para luchar por ella? ¿Por miedo? Pues por miedo mejor me muero y ya no sufro más, ni sufre el entorno. Y ahí llegaron los intentos de suicidio-.
    Después, me hubiera gustado que me acompañaran a un orientador -en España los hay gratis en todas las universidades. Preguntar por el COIE-. En mi caso fui a visitarla cuando me planteé hacer mi segunda carrera. Saben lo que me dijo sin contarle nada del sufrimiento que había arrastrado? Que tenía que haberme cambiado en el 2. año de mi antigua carrera, que estaba muy claro qué quería hacer sólo que me había equivocado de rumbo para llegar hasta mi camino -Ya llevaba para entonces 10 años de retraso-. 14 años más tarde, mi primera carrera la ejerzo de Pascuas a Ramos. Estoy en 1.de la carrera a la que me hubiera cambiado, he pasado muchos años de querer morirme, siento que he perdido 14 años de mi vida. En cambio, amigos que sí pudieron cambiarse, incluso a carreras aparentemente sin futuro, sacaron una oposición y viven de lo que sintieron que era realmente su camino. Ahora, elijan si apoyar a sus hijos o no.

    ResponderEliminar